Reviews

Dino Rising Rojo – Mad Mansion

Dino Rising

”Vive el incidente de Omega Corp desde el punto de vista del Escuadrón Rojo. Adéntrate en el Sector 04 y compite por ser el mejor equipo de rescate. Dino Rising.”

Acabábamos de jugar en Dino Rising Azul, solo teníamos 5 minutos para procesar lo vivido y nos mentalizamos en vivir esta segunda experiencia al máximo. Como veis la historia parece la misma, pero solo parece, nos vamos a encontrar con otro tipo de objetivos en sectores diferentes dentro del complejo Omega Corp. Esto, hace que puedan jugarse tanto la versión Azul como la versión Rojo en un modo competición de forma paralela o, como fue nuestro caso, vivir la experiencia en una especie de modo historia.

El juego comienza nada más cruzar la puerta del local, nos encontramos con ese complejo Omega Corp donde ya habíamos jugado anteriormente pero con la intriga de saber lo que habría detrás de ese Sector 04. Una introducción inmersiva que sigue la línea de la versión Azul, os recomendamos que estéis muy atentos a toda la información e intentéis procesarla lo más rápido posible, aunque sí ya habéis jugado en Dino Rising estaréis familiarizados con este tipo de dinámica. Desde la organización os facilitarán todo lo indispensable para poder realizar la misión con sus pertinentes objetivos, hacen que te sientas como un verdadero integrante del escuadrón rojo. Empezaba lo que iba a ser nuestra experiencia durante los próximos 80 minutos, ¡¡qué nervios!!

La ambientación nos volvió a cautivar e incluso pensamos que, gracias a los efectos de luz y sonido con los que cuentan a lo largo de la experiencia, se crea una atmósfera mucho más intensa, o eso nos pareció a nosotros. Todos los objetos y elementos están totalmente integrados en esa temática de ciencia ficción y en la propia ambientación, donde la interacción con estos es vital para el desarrollo del juego, cosa que nos gustó mucho y donde deberéis llevar mucho cuidado porque… tendréis que ir a descubrirlo por vosotros mismos. En este apartado también queremos hablar un poco de la distribución de la sala, no vamos a descubrir nada pero gracias a esto también sentimos esa intensidad extra de la que hablábamos anteriormente y que para nosotros marcó la diferencia con respecto a la versión Azul.

Existe una cantidad de pruebas justa para llevar acabo la experiencia con fluidez y acorde a la misión que se está realizando. La variedad de estas nos sorprendió mucho, solo 5 minutos nos separaron entre la versión Azul y la versión Rojo, pero no encontramos ninguna similitud (hasta cierto punto) en la jugabilidad de sus pruebas con respecto a su antecesora, cosa que nos gustó mucho. Desde nuestro punto de vista vemos este factor muy complicado de llevar a cabo, con la misma temática y ambientaciones similares, las pruebas siguen una línea diferente marcada por los objetivos de cada misión.

Cada prueba nos pareció mas original que la anterior, nos sentimos como verdaderos protagonistas de esta gran aventura haciendo y deshaciendo a nuestro antojo mientras completábamos cada objetivo de la manera más óptima posible. Para los grupos que todavía no han jugado en Dino Rising os pedimos cambiar el chip, la finalidad de la sala no es salir en el menor tiempo posible, sino completar cada objetivo correctamente.

Si algo queremos volver a ensalzar en Dino Rising Rojo es su dinámica de juego. Realmente vemos un juego super innovador a la par que difícil de llevar a cabo, cuentan con una interacción que a nosotros nos fascinó y que en esta versión la vemos intensificada por ciertos factores que no podemos desvelar. Pensamos que es muy difícil ese equilibrio entre dejar jugar al grupo y a la vez interactuar con él de esa forma, los tiempos están muy medidos y la fluidez de las pruebas ayuda a que sea así.

El nivel de dificultad es similar al de su versión en Azul, es bastante sencillo completar la misión principal pero no lo es tanto si queremos conseguir la plata o el oro. Nosotros fuimos 3 personas y la verdad que por cantidad de pruebas, espacios, dinámica de juego y dificultad la podrían jugar tanto 2 como 4 jugadores, más no, pensamos que esto es un acierto por parte de la organización de la empresa y que les honra, hemos jugado en espacios mucho más pequeños y con menos cantidad de pruebas donde albergan hasta 6 u 8 jugadores.

El sistema de pistas está muy bien integrado en la sala e incluso en la dinámica de juego, aunque desde nuestro punto de vista nos gustó más en la versión Azul porque tuvimos mucha más interacción con ciertos elementos que integraba ese mismo sistema de pistas.

Para terminar queremos destacar la labor del Game Master y resto de integrantes que hacen de esta experiencia algo que, para nosotros, es uno de los caminos que ha cogido el Escape Room en cuanto a innovación dentro del sector. En todo momento sentimos esa presencia del Game Master a lo largo de nuestro recorrido por esta experiencia, hay que estar muy atento a todos los detalles para que no se escape nada y para que esa interacción/role play sea óptima con un control de los tiempos muy preciso. En nuestro caso, como también nos pasó en su versión Azul, estuvimos solos durante nuestra sesión y el despliegue fue mayor.

Desde aquí queremos dar la enhorabuena a Mad Mansion y a todo el equipo de Dino Rising por crear y trabajar en esta pedazo de experiencia. También queremos acordarnos de Alberto, no solo gestiona y plasma todas sus ideas de esta forma, sino que también tiene un trato excepcional con sus clientes y a nosotros nos ayudó mucho, gracias, esperamos vernos pronto en nuevas aventuras.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking País Vasco y Top de Rankings.

Dirección: Huertas de la Villa, 14, 48007, Bilbao.

Web: https://www.dinorising.com

Personas: de 2 a 4.

Precio: 90,00€ por sesión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *