Reviews

Dino Rising Azul – Mad Mansion

Dino Rising

”Vive el incidente de Omega Corp desde el punto de vista del Escuadrón Azul. Adéntrate en el Sector 05 y compite por ser el mejor equipo de rescate. Dino Rising.”

La espera se hizo larga, pero por fin podríamos disfrutar de la que, a priori, sería una de las mejores experiencias a nivel nacional del sector. Siempre intentamos llegar a las salas sin ningún tipo de expectativa que pueda condicionar nuestro juego o nuestra opinión dentro de una sala, aunque aquí no fue así. Después de una serie de nominaciones y premios en todos los ámbitos del escape room, junto con todas las buenas palabras que nos llegaban, era imposible no pensar que detrás de esa puerta habría algo único. La pregunta es, ¿habrán superado esas expectativas?, nuestra respuesta es contundente, sí.

Nada mas entrar al complejo Omega Corp empezó lo que iba a ser nuestra experiencia durante los próximos 80 minutos. En ese momento, todos nuestros sentidos se activaron como si nuestra vida dependiera de esa misión, y es que, es realmente espectacular la inmersión a la que nos someten desde el segundo 0. Desde la propia introducción nos vimos superados de una forma tan positiva que solo nos quedaba escuchar y procesar lo mas rápido posible, recibimos muchísima información ya que el juego iba a ser totalmente diferente a lo que habíamos visto hasta ahora. Esto solo acababa de empezar y lo mejor estaba por llegar.

La ambientación en TODO el complejo es verdaderamente realista, cuando decimos todo, es todo. Elementos y detalles totalmente integrados dentro de una temática de ciencia ficción muy conseguida, en la que miráramos donde miráramos había algo por descubrir. Dino Rising Azul cuenta con unos efectos de luz y sonido muy trabajados, creando una atmósfera de tensión con algún que otro contratiempo, que no miedo, realmente increíble, de los cuales el jugador nunca sale de esa inmersión tan alta. Los materiales y objetos que nos encontramos a lo largo del recorrido cuentan con unos acabados muy profesionales, parecen sacados de una película o videojuego, están en perfecto estado de utilización cosa que nosotros valoramos mucho y denota la gran dedicación a la hora del mantenimiento de la experiencia.

Nos vamos a encontrar con pruebas de todo tipo, muy variadas y en la cantidad justa para desenvolvernos con soltura en cada una de las situaciones que nos ofrecen. Estas pruebas ofrecen una jugabilidad distinta al resto de salas que hayamos jugado hasta la fecha, tendremos que tener muy en cuenta nuestro objetivo principal en la misión pero sin descuidar las misiones secundarias que podremos realizar de forma paralela, muy similar a un videojuego al más puro estilo Soma (o eso nos pareció a nosotros). A la hora de realizar esta serie de pruebas desde aquí pedimos cambiar el chip, la finalidad es conseguir los objetivos de la manera más óptima posible, de hecho, se premia con medalla de oro, plata o bronce según los objetivos alcanzados.

A parte de introducción, ambientación y pruebas, si por algo destaca este juego con respecto a otras salas es sin duda la dinámica de juego. Para quienes ya han jugado alguna sala de Mad Mansion, conocerán un poco ese sello de calidad y el estilo de juego tan marcado con el que cuentan sus creaciones. En este caso, pensamos que esa dinámica de juego aquí está todavía más marcada si cabe, nos vamos a encontrar con un juego muy rolero donde es muy importante dejarse llevar. Habrá gente que esto le guste más o menos, a nosotros nos encantó y lo vimos de lo más innovador del sector, en ningún momento sentimos la necesidad de mirar el tiempo, estábamos tan metidos en el juego y el role play que nos sentíamos totalmente protagonistas de cada escena, éramos insensibles a los factores externos.

El nivel de dificultad para conseguir el objetivo de la misión es bastante asequible, pero no lo es tanto si queremos conseguir el oro o inclusa la plata. Existen muchos factores a tener en cuenta e instrucciones que se salen de lo normal en una sala de escape, sin contar con la atmósfera de tensión tan chula que crean mezclada con ese tremendo role play. Nosotros fuimos 3 personas y conseguimos la medalla de plata, desde nuestro punto de vista, pensamos que es bastante asequible realizar la misión principal, pero a nosotros nos faltó esa tranquilidad y saber estar a la hora de conseguir todo lo necesario para ser oro, es muy fácil despistarse así que estad muy atentos.

A lo largo del juego nos vamos a encontrar con un único sistema de pistas muy bien integrado de diferentes formas, no podemos decir mucho mas, cuando la hagáis lo entenderéis. Nos pareció uno de los sistemas de pistas más inmersivos y eficientes que hayamos probado, creemos que es la primera vez en la que no queríamos dejar de recibir pistas para volver a experimentarlo.

Una de las cosas que queríamos destacar es la gran capacidad que tiene Alberto para gestionar y aprovechar los espacios de cada sala, pero esto lo haremos de una forma mas detallada en Dino Rising Rojo.

Para terminar, hablaremos de la labor del Game Master en general dentro de esta sala. Hay que tener las cosas muy medidas y muy trabajadas para que ese increíble despliegue de efectos, sistema de pistas y role play funcione correctamente. También es cierto que estuvimos solos durante nuestra sesión y el despliegue fue mucho mayor que si hubiéramos jugado simultáneamente contra el equipo rojo.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking País Vasco y Top de Rankings.

Dirección: Huertas de la Villa, 14, 48007, Bilbao.

Web: https://www.dinorising.com

Personas: de 2 a 4.

Precio: 90,00€ por sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *